¿Trabajas para vivir o vives para trabajar?

daydreaming-desk-girl-6384

Si aún no te has hecho esta pregunta, ha llegado el momento de que te la hagas.

Las áreas en las que todo ser humano se desenvuelve incluyen la familia, el trabajo, el área espiritual, amorosa, entre otras. Lamentablemente, en algunas ocasiones, el trabajo suele ser la más importante (recuerdo pasar más tiempo con mis compañeros de trabajo que con mi familia). Sin trabajo, no hay fuente de ingreso, sin fuente de ingreso no hay alimentación, no hay techo, no hay educación, no hay vida digna.

No hay duda de que debemos trabajar. De hecho, no hay nada más reconfortante que recibir remuneración por tus habilidades, tus esfuerzos, y tu dedicación, pero más importante aún, porque amas lo que haces, cosa que le pasa a la minoría.

Leer más “¿Trabajas para vivir o vives para trabajar?”

La vida del otro

accounting-apps-bookkeeper-273691

Me encantaría que esta entrada la leyeran principalmente los adolescentes y los jóvenes, pues si bien es cierto que la tecnología de este siglo nos ha distanciado del contacto físico y ha propiciado otras cosas negativas, como todo en la vida, también existe un lado positivo. Es increíble ver como jóvenes entre los 18 y 25 años están logrando obtener fama, dinero y prestigio a tan corta edad gracias a las nuevas tecnologías. En mi caso, a mis 25 años, seguía viviendo con mis padres y aun cuando ya trabajaba y me consideraba una mujer independiente, la verdad es que estaba lejos de esa realidad.

Leer más “La vida del otro”

La psicología, cosa de locos

adult-anger-angry-356147

En esta mi primera entrada, quiero hablarles sobre el rol del psicólogo, teniendo en cuenta uno de los mitos más grandes de mi profesión: “La psicología es cosa de locos”. Es increíble cómo el tema de la psicología en ocasiones resulta tergiversado por los medios de comunicación, por el cine, la literatura e incluso, por cualquier individuo. Vivimos en una sociedad que le teme a esta práctica y a diario escuchamos comentarios como: “yo no voy al psicólogo porque yo no estoy loco”, o “yo no estoy loco, pero vengo a que me quiten esto que siento”.

Leer más “La psicología, cosa de locos”